30 sept. 2016

cangrejos de rio


El verano ha dado para mucho y una de las actividades con la que ha disfrutado el pequeño de la casa ha sido ir a pescar cangrejos al río con su tío, y yo encantada porque me encantan. Ir de pesca no está al alcance de todos así que una alternativa a esto es comprarlos vivos en la pescadería, y no siempre se consigue ya que su venta no está permitida en todos los lugares, por lo que igual hay que conformarse a comprarlos cocidos, que tampoco están nada mal...


ingredientes
cangrejos de río vivos
1 cebolla
1 bote grande de tomate frito casero
vino blanco
pulpa hidratada de 1-2 pimientos choriceros
aceite de oliva y sal












elaboración

Limpiamos bien los cangrejos, y una vez limpios y justo antes de echarlos a la cazuela los capamos, que no es más que quitarles el intestino. Para hacerlo giramos un poco la aleta central de la cola y tiramos.
En una cazuela amplia y grande ponemos a calentar un buen chorrito de aceite, y cuando esté caliente echamos la cebolla bien picadita y dejamos que se poche. Cuando esté lista es el momento de echar los cangrejos, que al estar vivos intentaran salir de la cazuela, según se vayan haciendo, con el calor poco a poco irán cambiando de color e irán poniéndose rojos. Cuando estén rojos todos por igual se les riega con un chorrito de vino blanco y se deja que de un hervor. Retiramos uno a uno los cangrejos a un plato para no sobrecocerlos y seguimos preparando la salsa.
A la cebolla con el vino incorporamos el tomate y el pimiento choricero y dejamos que se caliente todo muy bien, sazonamos y si nos gusta el picante podemos añadir un poco de guindilla. Pasamos esta salsa por el chino si no nos gusta encontrar la cebolla (yo no lo he hecho) y añadimos los cangrejos.
Dejamos cocer a fuego suave unos minutos y listos para servir y chuparnos bien los dedos.





27 sept. 2016

crema fría de pepino y yogur



Seguimos archivando las recetas que hemos hecho en casa durante este parón, que se ha prolongado más de lo deseado. Así que hoy toca la crema sopa que más veces he hecho este verano.
Es una crema refrescante para un día de calor, que se prepara de forma rápida. Hay muchas variantes de esta receta pero todas coinciden en que se sirve bien fría. En casa la tomamos en vaso, acompañando, como si de una bebida se tratase, al resto del menú.


ingredientes
275 g de pepino ya pelado y despepitado
agua fría
2 cucharadas de vinagre
cebollino picado
1 diente de ajo, sin germen
1/2 cucharadita de albahaca
3 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharadas de zumo de limón
2 yogures naturales sin azúcar
sal y pimienta










elaboración
Ponemos en un bol el pepino troceado, lo cubrimos de agua fría, añadimos el vinagre y lo dejamos a remojo durante media hora. Pasado este tiempo lo escurrimos.
Ponemos en una batidora eléctrica el pepino, el cebollino, el diente de ajo, el zumo de limón, la albahaca (que podemos sustituir por 4 hojas de hierbabuena) y el aceite. Trituramos todos estos ingredientes hasta tener una mezcla homogénea y por ultimo añadimos el yogur, salpimentamos y mezclamos de nuevo. Si vemos que la crema queda muy espesa añadimos agua fría.
Dejamos enfríar en el frigorífico.




Fuente: del blog cocinando en casa